N E X O A B O G A D O S

Cargando

Orden alejamiento
Conseguir una orden de alejamiento por violencia intrafamiliar en Chile es un proceso que muchas veces es desconocido por gran parte de los chilenos.

En la Ley 20.066 la Violencia Intrafamiliar se define como “todo maltrato que afecte la vida o la integridad física o psíquica de quien tenga o haya tenido la calidad de cónyuge del ofensor o una relación de convivencia con él. En este último caso, la Violencia Intrafamiliar hacia la mujer implicaría todo maltrato, físico y/o psicológico, por parte de su cónyuge o conviviente”.

Y ante este flagelo la ley contempla un recurso denominado orden de alejamiento que tiene por objetivo proteger a las víctimas de violencia de su agresor mediante una orden emitida por los tribunales, para que el agresor no pueda acercarse a la víctima ni tampoco a los familiares de la misma.

A continuación le diremos cómo puede solicitar una orden de alejamiento en Chile, como medida para protegerse de su agresor.

¿Cómo es el proceso para conseguir una orden de alejamiento en Chile?

Una víctima de violencia intrafamiliar puede acudir a cuatro organismos para realizar la denuncia de la agresión. Puede acudir a Carabineros, a un Juzgado de Familia, a la Policía de Investigaciones o el Ministerio Público.

En primera instancia lo más común es recurrir a Carabineros porque ellos están disponibles las 24 horas del día para recibir denuncias y para las emergencias.

Carabineros evalúa la gravedad de la situación y si constata lesiones físicas de violencia intrafamiliar, manda el caso a Fiscalía.

En caso que las lesiones sean psicológicas se deriva a los Tribunales de Familia.

Una vez que la denuncia es realizada por parte de la víctima, Fiscalía actúa como el organismo persecutor y comienza el proceso penal.

El Fiscal evalúa la gravedad del caso y solicita al tribunal una medida de protección para la víctima mientras se lleva a cabo el proceso penal contra el agresor.

Las medidas pueden ser de dos tipos: Cautelares o de Protección y esto lo determina el tribunal según las características del delito cometido por el agresor.

Luego que el tribunal emite la orden, en ella se pueden establecer varias formas para resguardar la seguridad de la víctima que pueden ser; prohibir el acercamiento del agresor; asignarle una casa de acogida donde la víctima se resguarde mientras los tribunales llevan a cabo el proceso de investigación; rondas de carabineros por el domicilio o el trabajo de la víctima; prisión preventiva del agresor o su arresto domiciliario.

Con estas medidas se busca resguardar a la víctima de futuros ataques por parte del victimario mientras tribunales dicta sentencia.

En caso que la medida cautelar sea la orden de alejamiento, es Carabineros el encargado de notificar por escrito al agresor para dejarlo al tanto de la orden y advertirle de las sanciones en caso de violar la orden de alejamiento.

En caso que la víctima haya sufrido lesiones físicas debe acudir a un centro asistencial a dejar constancia de sus lesiones y pedir un certificado que servirá como prueba de la agresión en el proceso que se lleve a cabo en los tribunales.

¿En qué casos se puede pedir una orden de alejamiento?

En caso que una persona sea víctima de violencia física, en caso de violencia psicológica que incluye gritos, humillaciones, insultos, amenazas, entre otros.

En caso de violencia sexual y en caso de violencia económica que incluye si el victimario niega dinero a la victima para su manutención o para los hijos, extorsión o se apropia de bienes o sueldos que son de la victima.

Se puede realizar una denuncia por Violencia Intrafamiliar no sólo en contra del marido o ex marido, sino también contra pololos y contra conviviente o ex conviviente, siempre y cuando tengan hijos en común.

También le interesa leer: ¿Qué hacer en caso de violencia intrafamiliar?

¿Qué pasa si se incumple la orden de alejamiento?

Si el agresor incumple la orden de alejamiento puede enfrentarse a cumplir privativa de libertad entre seis meses a un año, como el juez lo determine.

También se le pueden imponer multas de doce a veinticuatro meses dependiendo del caso.

Este incumplimiento se contempla como un nuevo delito por eso se contempla la prisión según la gravedad del caso.

Una pregunta frecuente se plantea cuando la víctima concede el acercamiento, en cuyo caso, como la medida cautelar o sentencia se dicta sobre el agresor, esté igualmente estará incurriendo en un desacato a la orden de los tribunales que se interpuso y por ello deberá cumplir multas o la prisión que determine el tribunal.

Cabe señalar que si la víctima desea anular la orden de alejamiento, puede hacerlo solicitándolo ante el tribunal, siempre y cuando la orden de alejamiento sea una medida cautelar.

En el caso que la orden de alejamiento haya sido emitida por sentencia firme del tribunal, el acusado deberá acatar esa sentencia hasta que se cumpla el tiempo establecido en la sentencia.