N E X O A B O G A D O S

Cargando

nulidad relativa de contratos

Nulidad Relativa en Contratos

En este post hablaremos sobre la Nulidad Relativa.

La nulidad es una sanción jurídica, que le resta la eficacia que puede tener un acto jurídico, que ha nacido con algún vicio o que simplemente no ha nacido formalmente al mundo del derecho.

Un contrato puede catalogarse como nulo por distintos factores, para definirlo de manera más precisa, existen dos tipos de nulidad en un contrato, existe la Nulidad Absoluta y la Nulidad Relativa, que detallaremos a continuación:

Esta sanción se impone a un acto jurídico o contrato por prescindencia de un requisito exigido en atención a la calidad o estado de las partes, es decir, esta forma de nulidad mira a las partes involucradas e interesadas en celebrar el acto, y no al acto jurídico en sí mismo, como ocurre en la nulidad absoluta.

Pueden tomarse como ejemplos claros de Nulidad Relativa los siguientes casos:

– Incumplimiento con la edad mínima exigida por la ley: O que, en el caso de que una de las partes involucradas tenga menos de la mayoría de edad, esta no cuente con la autorización de sus padres para la celebración del acto

– Incumplimiento de libertad: La ley establece que toda celebración debe ser libre y espontánea, para que esto se cumpla no debe existir las siguientes causas en la celebración del acto:

– Error: Consistente en la falsa representación de la realidad que se da cuando una parte yerra sobre la sustancia o en las calidades esenciales de la materia que es objeto del acto jurídico.

– Fuerza: La cual consiste en las amenazas dirigidas contra una persona para provocar que nazca en ésta un miedo insuperable, que lo determine a celebrar un acto jurídico determinado.

– Dolo: Consistente en las maquinaciones o trampas fraudulentas que una parte ejecuta para determinar a otra persona a celebrar un acto jurídico determinado que, de otra manera o en otro escenario, no hubiera celebrado.

Estas tres causas también se encuentran presentes en las causas de la Nulidad Absoluta.

DIFERENCIAS ENTRE LA NULIDAD ABSOLUTA Y RELATIVA

  • Las causales de Nulidad
  • El titular de la acción
  • La posibilidad de declararla de oficio por el juez que conoce del juicio que versa sobre el acto jurídico nulo
  • El saneamiento de la nulidad, es decir, la posibilidad de que el vicio se convalide ya sea por la ratificación de las partes o por el transcurso del tiempo.

 

Causales de Nulidad

Nulidad Relativa
De acuerdo con el inciso final del artículo 1682, los casos de nulidad están dados por cualquier otra clase de vicios, dentro de los cuales podemos destacar los siguientes:

– Actos celebrados por personas relativamente incapaces omitiendo los requisitos necesarios para que sus actos sean válidos, como la autorización de sus representantes legales (que son dos: primero, los menores adultos, es decir, mujeres mayores de 12 y menores de 18, y hombres mayores de 14 y menores de 18; y segundo, los interdictos disipadores)
– Error sustancial o en las calidades esenciales de la cosa objeto del acto jurñidico
– Error en las calidades accidentales de una cosa, elevadas a esenciales por las partes
– Cuando hay dolo
– Cuando hay fuerza
– Cuando se omiten formalidades

En estos casos la nulidad no sólo es una sanción, sino también una protección que la ley establece a favor de aquellos que han sufrido el vicio.

Saneamiento (posibilidad de que el vicio se convalide ya sea por la ratificación de las partes o por el transcurso del tiempo)

En el caso de la Nulidad Relativa, se sanea por el transcurso de un lapso de 5 años, o por la ratificación de las partes, es decir, por el consentimiento de las partes de omitir el vicio y convalidarlo, lo que provoca que el acto sea plenamente válido aun cuando exista el vicio.

Declaración de Oficio por el Juez

No puede ser declarada de oficio por el juez, de modo que ésta sólo podrá ser declarada cuando una de las partes pida su nulidad.

Esperamos que esta información te haya sido de ayuda para solucionar tus dudas, si buscas complementar tu búsqueda puedes continuar con nuestro artículo acerca de la primera forma de Nulidad aquí